Mirando a lo lejos

Catharina era del campo

nunca se casó,

nunca tuvo hijos,

nunca le conocí pareja,

fumaba todas las tardes bajo un árbol,

mientras miraba ”a lo lejos”.

-bueno, así solía decir-

Se desvivía por sus hermanos:

eran seis en total,

dos varones, cuatro hembras

poco a poco los vió fallecer

hasta ser la última del clan.

Catharina fumaba

peliaba,

se quejaba,

maldecía,

pero a todos ayudaba.

Catharina pedía cigarillos

cada vez que alguien iba de salida

era de mala educación no brindarsélos

ya que era lo único que quería

De pronto,

su memoria se fué,

repetía lo mismo,

pero igual maldecía

igual prendía.

Al no tener familia

terminó en un cuido

acostada en una cama

le proveían Ensure

en el desayuno,

almuerzo,

cena

estando tan delgada

la muerte tenía diagnosticada

Decidí visitar a Catharina

ahí estaba,

en la cama postrada,

desarropada,

sin almohada,

abandonada;

un cuerpo inerme.

Días después

sucedió lo previsto

dicen que en su funeral

solo asistieron los sablistas,

¿yo?

permanecí en mi hogar

sentada bajo un árbol

mirando “lo lejos”

abatida por la muerte de Catharina

prendí uno para fumar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.